7.7 C
Santiago
3 de julio de 2022
Image default
Guías Qué?

¿Qué Es Yield Farming? La Tendencia De Moda En El Mercado De Las DeFi

Parece que el tema de moda en la comunidad cripto son las DeFi, y el concepto más candente el “yield farming”. Pero ¿qué es eso de la “agricultura de rendimiento”? Si el simple hecho de encontrar una equivalencia idiomática se antoja complicado, explicar su naturaleza puede resultar una locura.

Pero vayamos por partes. Para entender qué es el yield farming, primero comprendamos por qué los inversores están tan entusiasmados con esta nueva estrategia. Para empezar, basta con echar un vistazo a los números: en pocos meses, el espacio financiero ocupado por las DeFi ha crecido un 150%, casi cinco veces más que el incremento experimentado por el criptomercado en términos de capitalización total.

Muchos expertos señalan al yield farming como la chispa que ha propiciado el auge de las DeFi, concretamente gracias a otro concepto asociado: “liquidity farming”, algo así como la liquidez que se genera con esta técnica de inversión (con un gran componente especulativo). En pocas palabras, los traders aportan liquidez a la plataforma en cuestión haciendo staking con sus tokens, recibiendo como recompensa un retorno jugoso.

Efectivamente, las estrellas en el escenario montado por las DeFi son los proveedores de liquidez. Sin ellos, no estaríamos hablando del despegue de las DeFi, ni mencionaríamos farmers como Compound (COMP), Curve Finance (CRV) o Balancer (BAL).

Compound Y El Despertar Del Yield Farming

La historia comienza el 14 de junio de 2020 con el lanzamiento del token de Compound (COMP). El éxito de la distribución fue innegable, capitalizando unos 600 millones de dólares, hecho que precipitó la aparición de otros proyectos similares.

En el caso de Balancer, segundo protocolo que ha dado fuelle a las DeFi, su programa de incentivos se lanzó en mayo, aunque el token ya estaba pululando por el criptoespacio pocos días después de que COMP viera la luz. En términos de capitalización, el token BAL también obtuvo una respuesta positiva por parte de los inversores, reuniendo unos 70 millones de dólares.

Cabe destacar que, aunque se considera el token de Compound el responsable de la adopción del yield farming por parte de gran parte de la comunidad cripto, el concepto ya existía. En realidad, el primer proyecto que introdujo la idea fue Synthetix, en julio de 2019.

Balancer

Yield Farming Y El Problema De Liquidez De Las DeFi

Si inviertes en DeFi, hay algo que te preocupará por encima de todo: la liquidez. Esta se consigue de diversas formas, pero una de las más satisfactorias es atraer a tenedores de criptos a largo plazo, que generan liquidez con sus propios tokens.

Es decir, las plataformas “toman prestado” el capital digital de los usuarios, por lo que no es necesario recurrir a prestamistas, entidades financieras o cualquier agente capitalista. Se trata de una opción muy interesante, tanto para los propios inversores como para los exchanges descentralizados.

¿Qué Es Yield Farming?

Salvando las distancias, hacer yield farming es similar a depositar dinero en un banco. Tal y como han hecho las entidades bancarias toda la vida, los traders que hacen yield farming se benefician de los intereses asociados.

En el caso del yield farming, los tenedores recurren al staking a través de un protocolo concreto (como pueden ser Balancer o Compound). De esta forma, generan la liquidez necesaria para que los traders realicen sus operaciones. A cambio, los generadores de liquidez reciben recompensas por parte de las plataformas, ya sea ofreciéndoles fondos, tokens o parte de las comisiones.

La cuestión es que, al final, el retorno obtenido por los usuarios que actúan de prestamistas no es gran cosa en comparación con los beneficios que esta práctica aporta a las plataformas. Eso sí, si el token involucrado se revaloriza, el usuario sí puede generar unos beneficios significativos.

yield_farming

Los Riesgos Del Yield Farming

Pérdidas considerables

En teoría, el yield farming suena sencillo, pero su mecanismo esconde procesos complejos que derivan en riesgos de proporciones bíblicas. Uno de estos peligros es la posibilidad de perder todo lo invertido en un abrir y cerrar de ojos.

Veamos el caso de Uniswap, donde la automatización puede resultar lucrativa, pero también puede ser desastrosa debido a la volatilidad. Se trata de una volatilidad con un extra de riesgo, ya que se están poniendo en juego dos tokens extremadamente volátiles. Por un lado, tenemos el token DeFi; por otro, el usado para hacer staking.

Obviamente, estamos hablando de un escenario donde se usan altcoins para hacer staking. Con las stablecoins, la cuestión sería diferente, por supuesto. Por ejemplo, imaginemos que estamos haciendo staking al 50% con ETH y una stablecoin cualquiera para hacer farming con un tercer token. Si el precio del ETH cayera repentinamente, podríamos perder mucho más dinero del que tendríamos si compráramos directamente el token con el que estamos haciendo farming.

Más claro: si hacemos staking con 1 ETH (que vale 400 dólares) y 400 USDT para hacer faming con YFI (a un precio de 13 000 USD), tendríamos un retorno diario del 1%. Es decir, ganaríamos YFI por valor de 8 dólares cada día gracias a una inversión inicial de 800 USD (1 ETH + 400 USDT).

Ahora bien, un golpe de volatilidad podría tumbar el ETH hasta el nivel de los 360 USD (por decir un precio). Las pérdidas en ETH serían cercanas al 10%, mientras que las ganancias en YFI no superarían los 8 dólares. Si hubiéramos comprado directamente YFI con esos 800 dólares, estaríamos hablando de otro escenario mucho más agradable.

Riesgos de los contratos inteligentes

En 2020, hemos comprobado lo fácil que le resulta a los hackers aprovechar las debilidades técnicas de los contratos inteligentes, siendo algunos de de los casos más sonados los de bZx o Curve. A la vista del crecimiento acelerado de las DeFi, no es de extrañar que los ataques informáticos aumenten a medida que el mercado de las finanzas descentralizadas vaya capitalizando cientos y cientos de millones de dólares.

tvl_sep20

Valor total de las DeFi (8/9/2020), incluyendo el yield farming. Fuente: Defi Pulse

El diseño de los protocolos

La mayoría de los protocolos DeFi están en pañales. Hablamos de proyectos que apenas tienen meses de vida, con códigos sin auditar y equipos de desarrolladores desconocidos. La posibilidad de que se produzcan fallos críticos son, pues, enormes.

Basta con echar un vistazo al desastre de YAM Finance, que perdió algo más del 90% de su valor en pocas horas debido a un problema irresoluble en el código. El equipo de desarrolladores intentó todo lo posible por recuperar el control, pero fue imposible. De hecho, es llamativo que antes del lanzamiento ya estuvieran advirtiendo con énfasis que se trataba de un protocolo con un altísimo riesgo asociado.

Está claro que los propios desarrolladores de estos proyectos saben lo peligroso que es arriesgar el dinero en base a un protocolo sin auditar, por muy buenas que sean las intenciones del equipo de desarrolladores.

Burbujas y precios inflados

Una de las grandes preocupaciones de la comunidad cripto es que nos encontremos ante una burbuja similar a la de las ICO. Razones no faltan, ya que el precio de los tokens asociados a estos protocolos es extremadamente flexible, incluso manipulable.

En cualquier caso, puede que la situación sea diferente a la vivida en 2017, ya que los usuarios están más pendientes de aprovechar el subidón de las DeFi y no tanto en la utilidad de los proyectos.

Quizá esta perspectiva se deba a que cualquiera puede aportar liquidez en las plataformas DeFi, como ocurre en Uniswap. Si además tenemos en cuenta que en la mayoría de los casos (por no decir en todos), los desarrolladores cuentan con grandes cantidades de criptos usadas como activo subyacente. Resultado: los desarrolladores pueden inflar el precio de sus tokens DeFi fácilmente.

El riesgo de esta práctica es obvio, ya que las subidas y bajadas de infarto se dan en cuestión de horas. El ejemplo de SUSHI es uno de los más recientes: el desarrollador principal de Sushiswap tumbó el precio del token con una ingente cantidad de ETH (por valor de millones de dólares). En un instante, SUSHI perdió más del 50% de su valor.

Conclusión

El yield farming está de moda, llamando la atención de gran parte de la comunidad cripto, así como inversores procedentes de otros mercados.

Esta práctica está popularizando las DeFi, principalmente por la posibilidad de generar grandes beneficios en poco tiempo, aunque no hay que olvidar que los riesgos son considerables.

Related posts

¿Qué son las NFTS?

cryptonics

¿Cómo funciona la tecnología Blockchain?

cryptonics

¿Qué es un contrato inteligente?

cryptonics